Captura y suelta: los mejores trucos y consejos

Captura y suelta: los mejores trucos y consejos

La modalidad «Captura y Suelta«, también conocido como “Catch and Release”, es cada vez más común entre los pescadores, tanto en el ámbito deportivo, como en la pesca recreativa. Es una iniciativa que pretende desarrollar un método de pesca selectiva y sostenible, debido a que esta práctica favorece a la mejor conservación de las distintas especies acuáticas. 

Pesca sin muerte” es otro nombre que recibe la “captura y suelta”. Esta se ha vuelto un hábito popular entre los amantes de la pesca. Lee Wulff fue uno de los máximos precursores de este movimiento y nos dejó una frase para la historia: “En la pesca deportiva, el pez es demasiado valioso como para pescarlo una sola vez”.

En este artículo os damos los mejores consejos para devolver nuestras capturas de la mejor forma posible, aunque también comentaremos el profundo debate que existe acerca de la práctica de este modelo de pesca.


captura y suelta

Usuario de WeFish: Blacksmy.


Consejos para una captura y suelta efectiva

Vamos a desarrollar una guía que nos será realmente útil a la hora de devolver nuestras capturas al agua. Estos trucos y claves son necesarias para que el pez sufra el menor daño posible y otorgarle una mayor oportunidad de supervivencia, pero que nos permite disfrutar de nuestra mayor pasión, que es la pesca, de una manera sostenible y responsable.

Lo primero que debemos observar en el momento en que comenzamos nuestra jornada de pesca de captura y suelta son los anzuelos. Recomendamos que sean simples y que tengan un borde plano o aplastado. Es importante que nos libremos de la muerte de los anzuelos. También es sugerible que sean pequeños, debido a que a mayor tamaño, proporcionalmente crece la posibilidad de lesiones en el pez.

 

Cómo debemos sujetar la captura

A la hora de sujetar al pez, es importante que nos mojemos bien las manos o los guantes con los que sostenemos a nuestra presa. Si usamos guantes, es conveniente que estén hechos de materiales suaves, como el algodón o el neopreno. No hacerlo puede dañar la mucosa que recubre las escamas de los peces y que los protege de rozaduras o de bacterias. Debemos manipularlo lo menos posible y, si es necesario, realizarlo con movimientos suaves.

Lo recomendable es que no saquemos la captura del agua, que se mantenga el mayor tiempo posible en su medio natural. Debemos ser conscientes que el tiempo que pase fuera del agua es de vital importancia, debido a que la falta de oxígeno puede generarle daños neuronales. La exposición duradera al aire es una de las causas más frecuentes de la muerte de estos seres.

 

Consejos de Captura y suelta

Usuaria de WeFish: Jenn_flyfishing.

 

Una herramienta de gran utilidad para la captura y suelta es la secadera. Nos sirve para poder retener y desanzuelar al pez dentro del agua, sin miedo a que se nos escape. En el instante de extraer el anzuelo, es importante que no levantemos al pez, ya que si el anzuelo está clavado en una zona blanda es posible causar un desgarro.

Si extraemos a nuestra presa del agua debemos cumplir con una serie de reglas para evitar el mayor deterioro de nuestra captura. Un aspecto fundamental es cómo tenemos que sujetar al pez. Como hemos explicado con anterioridad, no debemos levantar nuestra presa desde el anzuelo. Tampoco mantener al animal por las agallas, debido a que le puede generar al animal daños irreparables, como problemas al respirar o comer. No debemos arrastrar al pez por la tierra. Si lo tenemos que dejar en una superficie, es conveniente que esta sea lisa y suave. En una roca, por ejemplo, la presa puede golpearse con ella, o incluso secarse, si está sometida a altas temperaturas o a un fuerte viento.

 

Trucos para tomar la fotografía que vamos a compartir

En el momento de tomar nuestra foto, que podremos compartir con miles de usuarios en WeFish, debemos cuidar algunos detalles. Por ejemplo, es conveniente no colocar los dedos ni en los ojos, en las branquias y, como hemos explicado, no agarrarlos de la mandíbula. Mantenerlos en una posición horizontal y apoyados en nuestras manos o brazos, para evitar el daño en sus órganos internos. Y, por supuesto, las manos o guantes mojados para no eliminar la mucosa. Un consejo: las fotografías con cámaras subacuáticas son espectaculares en su mayoría, y no es necesario sacar al pez del agua. Una cámara Spydro es muy útil para conseguir esta clase de imágenes.

 

 

Cómo desanzuelar y soltar nuestra captura

Uno de los asuntos más complicados y que más preocupan en esta modalidad de pesca es cómo quitar el anzuelo a nuestra captura. En este punto, cometer fallos puede conllevar daños graves para el pez. La lugar óptimo donde se encuentra el pez durante el proceso es en el agua ya que, además de la asfixia, evitamos que sufra golpes y caídas. A continuación, con unos alicates debemos extraer el anzuelo de una manera firme y seca. Hacerlo de una forma lenta puede provocar desgarros y males mayores.

En el caso en el que nuestra presa haya tragado el anzuelo o se ha clavado en una zona delicada, como la garganta o en la zona branquial, es mejor cortar el sedal y dejar el anzuelo dentro, debido a que extraer el anzuelo puede ser más perjudicial. Existen estudios que han demostrado que los peces pueden expulsar de su organismo los anzuelos y eso no les origina tantos daños.

Cuando ya nos disponemos a soltar nuestra captura, nos aseguraremos de cogerla de la manera correcta. Algunas especies sí pueden ser liberadas de una manera directa. pero no es lo habitual. Después de la lucha, el pez suele quedar agotado y es importante, que antes de la suelta, lo oxigenemos y estimulemos para que puedan seguir su rumbo.

En primer lugar, el pez debe estar en el agua, mientras lo sujetamos por la cola y, si es necesario, también por la ventrecha. Seguidamente, lo desplazamos con acciones suaves hacia delante y hacia atrás para oxigenarlo, al mismo tiempo que imitamos el movimiento de lado a lado de su cola, también con tranquilidad, para estimularlo a nadar. No debemos soltarlo inmediatamente, sino que esperaremos a que aumente el ritmo de nado, hasta que logre impulsarse sin necesidad de ayuda. Si no esperamos, puede no recuperar las fuerzas y quedar en el fondo, donde terminaría muriendo.

Si seguimos todas estas pautas que hemos ofrecido en WeFish, podremos dar una nueva oportunidad a nuestra captura para poder sobrevivir en su medio, habiendo provocado los menores perjuicios posibles, tanto al pez como al ecosistema.

 

Vídeos de Captura y Suelta en el canal de Lured Fishing.

 

El debate sobre la captura y suelta

Existe una vívida discusión sobre si los pescadores, deportivos y recreativos, deben o no devolver sus capturas al agua. Este modelo de pesca es cada vez más frecuente. Esto no evita que se genere el debate, con numerosos argumentos a favor y en contra de esta práctica.

Los aficionados a la pesca deportiva defienden este método, afirmando que de esta manera se asegura la prosperidad de esta actividad, frente al evidente declive que sufren las poblaciones de peces tanto en agua dulce como salada. Pero por otro lado, también hay pescadores que no confían en la supervivencia del pez tras su captura y, por este motivo, se lo llevan. Debemos tener en cuenta que aunque el pez no consiga sobrevivir, este formará parte de la cadena alimenticia de los otros peces, por lo que contribuimos a la perduración de los demás.

Es indudable que el impacto que tienen los pescadores sobre el medio ambiente es enorme. Al reducirse exponencialmente la cantidad de peces, la pesca se vuelve más difícil con el tiempo. Si devolvemos las capturas al agua, hay más probabilidades de volver a pescar con éxito.

 

Falsos mitos

Son frecuentes los argumentos de falsos mitos que debemos descartar, por ejemplo, uno de los más evidentes, es que el mar es un recurso inagotable o que el pescador recreativo no tiene un impacto real en el ecosistema, que el mayor daño lo realizan los profesionales. Este no es totalmente erróneo. Los pescadores profesionales tienen un impacto mayor en el medio ambiente. Pero es importante saber, que el conjunto de pequeños impactos en el medio puede provocar daños iguales al de una gran catástrofe

Otro posible argumento es que los pescadores debemos liberar sólo a los peces jóvenes. Es cierto que es importante liberar a los más inmaduros para perpetuar la especie, pero es necesario recordar que los mejores reproductores son los ejemplares adultos. Por ello, eliminar a los peces adultos puede incluso tener un mayor impacto negativo.

La captura y suelta busca realizar un menor daño al ecosistema, favoreciendo así a la conservación de las diversas especies marinas, proteger así el futuro de las zonas donde podremos desarrollar nuestra mayor afición: la pesca. Además, así tendremos mayor oportunidades para capturar con éxito y poder compartirlas, con total privacidad, en WeFish.

¿Y tú qué opinas? ¿Eres un pescador que practica la captura y suelta o, por el contrario, decides que una buena jornada de pesca merece llevarse el premio a casa? ¿Piensas que la población de peces puede mejorar con esta modalidad o que esto no tiene una repercusión real en el medio? Puedes dejar tu comentario o coméntanos en nuestras redes sociales. En nuestra app también podrás subir tus fotos realizando la Captura y Suelta. Descúbrela ya.

 

Wefish Premium

Modalidad Premium WeFish

 

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *